La Conciliación es un mecanismo alternativo de solución de controversias previsto en las leyes que regulan las contrataciones públicas, como son la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, a través del cual las partes tratan de llegar a la solución de sus conflictos con la ayuda de un tercero neutral y legitimado, denominado Conciliador. Esto, antes de tener que acudir a instancias judiciales que implica mayor costo y tiempo.

SERVICIOS

  • Escrito de Inicio del Procedimiento de Conciliación por incumplimiento de contratos entre dependencias o entidades de la administración pública y sus proveedores o contratistas, ante la Secretaría de la Función Pública u Órganos Internos de Control competentes.
  • Impugnación por violaciones al procedimiento de Conciliación, ante la Instancia correspondiente.
  • Impugnación por incumplimiento del Acuerdo de Conciliación ante los tribunales competentes.